La Gabinoteca

Pensé en un sitio agradable, relajado y de calidad, por supuesto también debía tener un precio acorde a su servicio, yo incluso diría que es barato, es moderno, cosmopolita y ubicado en una buena zona de Madrid, el lugar del que estoy hablando es La Gabinoteca y hasta allí fuimos en la noche de San Valentín. La cena fué un éxito y lo mejor es que nos trataron como cualquier otro día, no tenían el típico menú oportunista propio de esta fecha.

Llegamos pronto, un poco antes de las nueve de la noche, había un par de grupos en la barra practicando un poco de “afterwork”, pero enseguida llegó más gente y en poco más de media hora el local estaba lleno. Nada más llegar nos acogieron de manera muy atenta, nos sentamos a la mesa y al momento comenzamos a disfrutar con el juego psicológico de la carta de vinos, es realmente ingenioso y en mi caso fué muy certero dando como resultado del test un CVNE crianza del 2009. En cuanto a sus platos los podríamos definir como innovadores. Normalmente cuando voy a estos sitios quisiera probar cada plato de la carta pero por recomendación de la camarera sólo pedimos 6 jejeje.

Bebimos un tinto de verano muy bien preparado y algunas cervezas. Qué buena pinta el tinto!

Los platos vinieron de dos en dos muy bien distribuidos en el tiempo permitiéndonos comer despacio pero sin ningún parón, la cantidad es ideal. Y llegaron las croquetas de jamón y el dimsun de arroz a la cubana. El dimsun es una especie de empanadilla rellena de arroz, plátano y tomate, sobre ella un huevo frito de codorniz. Estaba muy bueno, pero más tarde descubriríamos que hay otras cosas que nos gustan mucho más, por ejemplo las croquetas, estaban deliciosas con la besamel muy cremosa, el rebozado bien frito, crujiente y un sabor muy  intenso.

Croquetas de jamón. La Gabinoteca.

El siguiente par de platos, una tortilla con brandada de bacalao con una presentación muy peculiar, se sirve en un vaso con el huevo sin cuajar, tiritas de cebolla, patata y la brandada de bacalao. Estaba delicioso, por su textura los sabores se envuelven y te inundan el paladar. Acompañando a la tortilla llegaba el salmorejo de la casa, también en vasito y muy lleno de sabor, un poco de huevo rallado y taquitos de jamón.

Salmorejo. Tortilla. La Gabinoteca.

El último par, deliciosos y originales, el potito, un frasquito con huevo, patata y trufa. Se destapa y olemos el intenso aroma, después se mezcla y a comer! A pesar del intenso olor imaginaba que tendría un sabor más intenso. Sin embargo la tapa de vieiras a la plancha con pimientos confitados me pareció muy buena, muy muy sabrosa y cubierta con una salsa alioli que le va perfecta.

El potito. La Gabioteca.

Tapa de vieiras y pimientos confitados. La Gabinoteca.

No podían faltar un par de postres, una crema de queso Arzak muy buena y una típica tarta de cumpleaños de chocolate y galleta, no estaba demasiado buena, nos sale mejor la de nuestro cumpleaños.

Crema de queso Arzak. La Gabinoteca.

Tarta de cumple. La Gabinoteca.

Hemos salido de La Gabinoteca muy satisfechos y con muchas ganas de volver a probar más platos, el sitio es informal y muy acogedor, la distribución de dos plantas abiertas proporciona una agradable sensación de amplitud, tiene algunos rincones ideales para disfrutar con un grupo de amigos y unas pequeñas mesas muy apropiadas para compartir en pareja.

La cuenta. La Gabinoteca

La Gabinoteca,

Calle Fernández de la Hoz, Madrid

www.lagabinoteca.es

Bacalao en REVUELTA. Madrid

El viernes por la tarde salimos a tomar unas cañas por Madrid, a veces nos tomamos un vermouth y unas croquetas de bacalao o un trozo rebozado en Casa Labra, una de las tabernas más castizas y una de las más conocidas también. El viernes sin embargo fuimos a un barecillo que se llama Revuelta o Casa Revuelta, es un sitio muy pequeño con 4 mesas diminutas y que normalmente está a tope, eso sí, 20 personas llenan el local. En Revuelta la especialidad es el bacalao rebozado que está muy bueno, sabroso y jugoso. También tienen torreznos, empanadillas, callos (miércoles y jueves) y calamares en su tinta (viernes y sábado). En cuanto al bacalao me parece más bueno que el de Casa Labra, las tajadas son grandecillas aunque algo caras, 3 € cada trozo. Una caña y un trozo de bacalao os costará 4,20 € aunque sin duda merece la pena probarlo. Os dejo unas fotos del bacalao y unos cacahuetes que te ponen con la bebida que no pegan ni con cola… pero bueno es un barecillo ¿qué quieres?

Revuelta Madrid

 

El famoso bacalao:

 

Bacalao Revuelta Madrid

Revuelta

Calle de Latoneros 3 (plaza de la Puerta Cerrada) Madrid

913 66 33 32

Ginos

Aunque siempre digo que prefiero evitar las franquicias algunas veces acabamos allí y para ir de vez en cuando algunas no están mal. El otro día fuimos al Ginos, la cadena de restaurantes italianos del grupo VIPS. Nunca había estado en Ginos pero la sensación del local fué buena, un ambiente tranquilo con una decoración acogedora. Fuimos al local de la calle Alberto Aguilera en Madrid, la idea de ir fué de Pablo y Alice, nuestros vecinos de barrio en Madrid jeje! Ellos tenían unos cupones promo 2×1 para gastar.

Pedimos un entrante, Piadine: Tortas de trigo enrolladas con queso, bacon y champiñón, acompañadas de rúcula y salsa di Roma.

Piadine

Un pan de ajo.

Pan de ajo

Un par de pizzas para Esther y para mi:

Piemontese: Tomate, mozzarella, bacon crujiente, cebolla caramelizada y un toque de orégano.

Piemontese

Marinara: Tomate, mozzarella, atún, gambas salteadas, aceitunas negras en rodajas y pimiento rojo.

Marinara

Alice y Pablo se pidieron dos Lasagne alla Bolognese.

Lasagne alla Bolognese

Un par de postres: Una Torta di Mascarpone y un Cioccolatissimo. El Cioccolatissimo se quedó sin foto…

Torta di Mascarpone

Las pizzas son bastante grandes y con masa bastante fina, la pizza piemontese a pesar de la fina masa estaba poco crujiente, también le faltaba tener los ingredientes algo mejor repartidos, sin embargo, la pizza marinara estaba algo mejor, la masa si estaba crujiente y los ingredientes eran bastante más sabrosos. En cuanto a las Lasagne parece que estaban buenas porque dejaron el plato bien limpio!

La tarta de queso era demasiado industrial, me pareció un trozo de plástico, no la recomiendo. El otro postre de chocolate era superchocolate!! A mi me parece demasiado empalagoso.

En general y si se trata de franquicias de comida italiana prefiero La Tagliatella. En Ginos salimos por unos 12 euros por cabeza, no está mal pero eso fué con el 50 % de descuento. Me parecería algo caro 24€ por cabeza para la calidad de los productos.

www.ginos.es