Más que Menos

Tras largo tiempo vuelvo a las andadas, algunos pensarán que dejé de escribir por que me quedé sin “pasta” para ir a más restaurantes jeje, no vamos sobrados pero algo queda para salir de vez en cuando a tomar algo por ahí, así que continuamos compartiendo con todos nuestras sensaciones allá por donde pasamos.

Uno de los sitios que hemos visitado en este tiempo es un lugar joven, creo que no lleva ni un año abierto, Más que Menos en la glorieta de Quevedo, es uno de los restaurantes de la franquicia que podemos encontrar en Madrid en pleno barrio de Chamberí, las noches de diario verás oficinistas picando algo después de la jornada y los fines de semana gente tomando algo en plan informal y tiene que ser en plan informal porque es un sitio sin cocina, y últimamente veo cada vez más sitios sin cocina pero muy bien preparados. Su carta ofrece ensaladas, raciones y surtidos de embutido, queso y ahumados, bocadillos, cocas, algunas tapas a base de conservas… Al entrar llaman la atención los jamones colgados con muy buena presencia y un mostrador con los embutidos, tras la barra en una mesa jamón y jamonero, una máquina de cortar fiambre y una tostadora. Como se puede ver en la foto la presencia es buena.

Más que Menos

Fuimos un viernes por la noche a primera hora y pedimos una ensalada de rucola y parmesano, estaba buena aunque la ración es algo escasa, ¡Claro es un sitio de picar y no de cebarse jeje!

Ensalada de rúcula

Seguimos con una ración de bacalao ahumado acompañado de mermelada de tomate y paté de aceitunas, delicioso. Las mermeladas de hortalizas y verduras acompañan de maravilla con muchos platos y en este caso un acierto la combinación, el paté muy rico.

Bacalao ahumado con mermelada de tomate y paté de aceitunas

Una coca de jamón ibérico de bellota, algo pequeña también. El jamón bueno pero no destacaba, ni fú ni fá…

IMGCoca de jamón ibérico de bellota

Y por último también probamos un rústico, es decir, un bocata. Bocadillo de lomo ibérico y queso brie que estaba bueno pero en la misma con respecto al tamaño: Escaso.

Rústico de lomo ibérico y brie

En resumen se puede categorizar este sitio como lugar para picar algo con mayor calidad, raciones escasas y precio superior a la media. Tiene una selección de vinos y cavas pero nosotros tomamos agua, también tienen postres que no pedimos porque suponemos que en un sitio sin cocina serán postres preparados o industriales.

Y de precio:

Precio más que menos

Si vais por la mañana incluso podréis desayunar!

Más que Menos: Glorieta de Quevedo, 4         915915945

www.masqmenos.com

Bacalao en REVUELTA. Madrid

El viernes por la tarde salimos a tomar unas cañas por Madrid, a veces nos tomamos un vermouth y unas croquetas de bacalao o un trozo rebozado en Casa Labra, una de las tabernas más castizas y una de las más conocidas también. El viernes sin embargo fuimos a un barecillo que se llama Revuelta o Casa Revuelta, es un sitio muy pequeño con 4 mesas diminutas y que normalmente está a tope, eso sí, 20 personas llenan el local. En Revuelta la especialidad es el bacalao rebozado que está muy bueno, sabroso y jugoso. También tienen torreznos, empanadillas, callos (miércoles y jueves) y calamares en su tinta (viernes y sábado). En cuanto al bacalao me parece más bueno que el de Casa Labra, las tajadas son grandecillas aunque algo caras, 3 € cada trozo. Una caña y un trozo de bacalao os costará 4,20 € aunque sin duda merece la pena probarlo. Os dejo unas fotos del bacalao y unos cacahuetes que te ponen con la bebida que no pegan ni con cola… pero bueno es un barecillo ¿qué quieres?

Revuelta Madrid

 

El famoso bacalao:

 

Bacalao Revuelta Madrid

Revuelta

Calle de Latoneros 3 (plaza de la Puerta Cerrada) Madrid

913 66 33 32

El Rincón. Malasaña

Fué el guaje Alejandro el que nos llevó hasta este curioso sitio en la calle Espíritu Santo, 26 en el barrio madrileño de Malasaña. Es un lugar de aspecto desaliñado y cosmopolita, ideal para unas cañas y unas pulgas. Estuvimos en un saloncillo con una especie de cama y algunos taburetes, las mesas eran antiguos pies de máquinas de coser Singer convertidos en mesa al poner una losa de mármol encima.

Llegamos sobre las 16h y aún quedaban pulgas, 5 de jamón y 4 de berenjena, así pedimos todas. Las de jamón estaban bastante bien pero las de berenjena con queso estaban deliciosas.

Pulgas

Un pincho de tortilla que estaba poco cuajada, cosa que a mí no me agrada pero es cierto que hay a quien le pirra.

Pincho tortilla

Además había varios platos del día y nos pedimos un plato criollo con carne de ternera guisada, aguacate, arroz, frijoles y plátano frito. En la pizarra no se especificaba de que se componía el plato y tampoco preguntamos, de hecho Alejandro creía que era chorizo criollo…jaja. Al final resultó estar muy bueno, me gustaría volver a comerlo otro día.

Plato criollo

Un pequeño postre con 6 cucharas que finalmente comimos 2, tarta de queso. Eso sí, cañas cayeron unas cuantas…

Tarta de queso

Y finalmente tras unas buenas cañas y un rato muy agradable…

Cuenta

El Rincón.

Calle del Espíritu Santo, 26

Madrid

915 22 19 86

 

El Lagar

Tras escuchar algunos buenos comentarios sobre el bar El Lagar,  hemos pasado para tomar unas cañas y alguna ración. Está en la calle de Ferraz, 39 en Madrid, el sitio es algo oscuro con madera vieja y aspecto de taberna o chigre. Cuando llegamos la zona de la barra estaba llena y pasamos a un pequeño comedor, allí pedimos cuatro cañas que tuvieron que ser dobles porque en el comedor no servian cañas normales, esas cosas no las entiendo… Nos pusieron una ración de bravas con una salsa casera apenas picante.

image

Además pedimos una ración de lacón a la gallega, unos champiñones al ajillo y unos pimientos de Padrón.

image

El lacón era muy grueso y no era bueno, así como los champiñones que eran de bote, sobre los pimientos, en primer lugar no picaba ninguno y además estaban quemados.

Lacón

image

Champiñones al ajillo

image

Pimientos de Padrón

image

Personalmente no me gustó nada el sitio, quizá la buena fama se deba a la abundancia de las tapas con la bebida en la barra, pero aún asi no tienen calidad. No pedimos nada más, nos cobraron 40 euros, caro para la poca calidad del sitio.

Vadebaco

Local moderno y bien ambientado que se define a sí mismo como un lugar donde se aúna el vino y la gastronomía, cuentan con una bodega de 350 vinos españoles y extranjeros y una oferta dinámica de 40 vinos que se pueden degustar por copas. Se puede ver enseguida que se trata de un sitio sin formalismos, su ambiente invita a estar cómodo y relajado. Una buena muestra de ello es su carta, con tapas y platos ligeros de tendencia actual, ideales para picar en sus mesas altas. También tienen un menú para aquellos que busquen algo más que “picar algo”.
El local se encuentra en la calle Campomanes número 6, muy próximo al Teatro Real y metro Ópera.

Nosotros fuimos un sábado por la noche para cenar ligero, habíamos llamado para reservar mesa pero lo cierto es que había sitio en las mesas altas frente a la bodega. Como habíamos reservado nos pasaron a una zona más reservada donde estuvimos bastante cómodos. Pese a estar en un lugar especializado en vino para beber tomamos cerveza y agua. Nos trajeron la carta y a pedir!!!

Queríamos probar todo! Pero nos tuvimos que decidir…

1. Patatas bravas estilo Vadebaco: Estaban muy ricas, la salsa era con mostaza y estaba deliciosa aunque para mi gusto le faltaba picar un poco más. Quiero hacer especial mención al pan que nos pusieron, tres variedades deliciosas de pan bien elaborado. El de tomate es buenísimo!

2. Croquetas de jamón: Cinco croquetas bien fritas y con una bechamel bien suave, estaban ricas.

3. Pulpo a la gallega con patata revolcona: Este fué el plato que más me gustó, el pulpo crujiente acompañado de la patata revolcona, una especie de puré de patata, aceite, pimentón y sal. Delicioso!

4. Soldadito de bacalao: Este plato nos lo ofrecieron como recomendación fuera de carta, sinceramente no me agradó, un trozo de bacalao rebozado y frito, estaba soso, quizá le iría bien alguna salsa. Soy un gran fan de bacalao, pero este no me gusto. Negativo para Vadebaco.

5. Secreto de ibérico con puré de pera y chips de yuca: Este plato estaba muy bueno, la carne estaba en su punto y el puré de pera y las chips de yuca muy buenas. Buena combinación!

Después esto teníamos un hueco para algún postre:

1. Tarta de almendra: Creo que los postres no son el fuerte de este sitio, la tarta de almendra era insípida y me pareció tarta industrial.

2. Arroz con leche: Si la tarta resultó poco agradable el arroz con leche fué sin lugar a dudas lo PEOR. Un arroz hervido en agua y además entero, es decir mal cocido y luego leche sin más. Deberían llamarle sopa de leche y arroz crujiente, ¡Qué desastre!

El arroz se quedó sin tocar casi, nos quejamos de lo pésimo que era y no nos lo cobraron, qué mínimo! Al final la cuenta quedó así:

En conclusión podemos decir que VADEBACO es un lugar agradable con “algunos platos bien elaborados”, una buena bodega y precios competitivos, pero si es muy cierto que deben cuidar esos detalles que hemos destacado negativamente. Nosotros volveremos, pero teniendo muy claro qué pedir y preguntando mucho sobre la composición de los platos, en cuanto a los postres esperemos que la próxima vez sean mejores y quizá les demos una nueva oportunidad.

Web:  www.vadebaco.com