Antiga Casa Zé Da Guida

En Vila Nova de Gaia a la orilla del Douro nos encontramos con un restaurante minúsculo. En el interior hay una pequeña barra, una cocina pequeña y unas cinco mesas, está todo lleno de artilugios de la mar. En la calle tenían una parrilla en la que estabán preparando sardinas, doradas y rodaballos. El menú era simple, había que elegir entre alguna de estas cosas. El rodaballo a la brasa era tentador, pero siendo época de buenas sardinas… ocho sardinas a la brasa con unas patatas cocidas!

De aperitivo una especie de empanada de fiambre que está deliciosa.

Una ensalada mixta.

Y ocho sardinas a la brasa con abundante sal gruesa y unas patatas cocidas acompañando. Ricasss, tostaditas y sabrosas.

De postre tenían una buena selección para elegir, pedimos una tarta de caramelo y tarta de coco con yema. Eran postres caseros muy buenos, aunque quizá demasiado dulces.

Tarta de caramelo. Yo soy Don Dulzainas pero he de reconocer que era empachoso….pero rico!

Tarta de coco y yema. Dulcecito también!

Y para pagar… un precio razonable.

 

Volvemos a España!

Churrasqueira Lopes en Vila Real.

Hace unas semanas dimos una vueltecita por Oporto, entramos a Portugal por la frontera con Zamora y de camino pasamos por Vila Real, es una pequeña ciudad al Este de Oporto. Para reponer fuerzas buscamos algún sitio por el centro de la ciudad. Vimos algunos sitios que no nos gustaron en plan lounge bar, snack café…etc. Enseguida escuchamos el ruido de cubiertos y platos que provenía de un sitio que sí tenía pinta de lugar típico de comidas.Vamos para allá!

Se trataba de la Churrasqueira Lopes: Un sitio de lugareños y de buen comer.

Una tapita mientras esperamos: Unas empanadillas y un tipo de salchicha a la brasa bastante buena.

Bacalao de la casa: En Portugal ya se sabe…bacalao y de los mejores. En este caso era rebozado y acompañado con cebolla pochada y unas patatas fritas. Las patatas tan ricas como las de Galicia ummm!! El bacalao de diez, tenían también bacalao a la brasa pero tardaba entre 20 y 30 minutos, así que nos quedamos con las ganas. El tamaño del plato es demasiado, de hecho es una fuente.

Una ensalada: Ensalada mixta, nos la pusieron sin pedirla y teniendo en cuenta que eramos dos personas, íbamos a explotar. Por suerte no nos pusieron arroz cocido que es habitual como guarnición.

Pulpo a la brasa: Cuatro tentáculos de pulpo a la brasa con un tamaño considerable, se acompañaba de unas patatas pequeñas cocidas. Tremendo! Olvidé hacer una foto al cestillo del pan, eran cuatro tipos diferentes de pan, incluyendo un pan de centeno que estaba buenísimo.

Podéis imaginar que estábamos bastante llenos y no nos cabía ni un postre, perooo no podía irme sin probar la tarta de manzana, un trozo pequeño para compartir. Rica, natural y muy casera, se pueden ver los trozos de manzana con piel.

Llegó el momento que menos suele gustar, pero esta vez y como norma general en nuestro país vecino, fué algo agradable.

Continuamos nuestro viaje hacia Oporto….