La Gabinoteca

Pensé en un sitio agradable, relajado y de calidad, por supuesto también debía tener un precio acorde a su servicio, yo incluso diría que es barato, es moderno, cosmopolita y ubicado en una buena zona de Madrid, el lugar del que estoy hablando es La Gabinoteca y hasta allí fuimos en la noche de San Valentín. La cena fué un éxito y lo mejor es que nos trataron como cualquier otro día, no tenían el típico menú oportunista propio de esta fecha.

Llegamos pronto, un poco antes de las nueve de la noche, había un par de grupos en la barra practicando un poco de «afterwork», pero enseguida llegó más gente y en poco más de media hora el local estaba lleno. Nada más llegar nos acogieron de manera muy atenta, nos sentamos a la mesa y al momento comenzamos a disfrutar con el juego psicológico de la carta de vinos, es realmente ingenioso y en mi caso fué muy certero dando como resultado del test un CVNE crianza del 2009. En cuanto a sus platos los podríamos definir como innovadores. Normalmente cuando voy a estos sitios quisiera probar cada plato de la carta pero por recomendación de la camarera sólo pedimos 6 jejeje.

Bebimos un tinto de verano muy bien preparado y algunas cervezas. Qué buena pinta el tinto!

Los platos vinieron de dos en dos muy bien distribuidos en el tiempo permitiéndonos comer despacio pero sin ningún parón, la cantidad es ideal. Y llegaron las croquetas de jamón y el dimsun de arroz a la cubana. El dimsun es una especie de empanadilla rellena de arroz, plátano y tomate, sobre ella un huevo frito de codorniz. Estaba muy bueno, pero más tarde descubriríamos que hay otras cosas que nos gustan mucho más, por ejemplo las croquetas, estaban deliciosas con la besamel muy cremosa, el rebozado bien frito, crujiente y un sabor muy  intenso.

Croquetas de jamón. La Gabinoteca.

El siguiente par de platos, una tortilla con brandada de bacalao con una presentación muy peculiar, se sirve en un vaso con el huevo sin cuajar, tiritas de cebolla, patata y la brandada de bacalao. Estaba delicioso, por su textura los sabores se envuelven y te inundan el paladar. Acompañando a la tortilla llegaba el salmorejo de la casa, también en vasito y muy lleno de sabor, un poco de huevo rallado y taquitos de jamón.

Salmorejo. Tortilla. La Gabinoteca.

El último par, deliciosos y originales, el potito, un frasquito con huevo, patata y trufa. Se destapa y olemos el intenso aroma, después se mezcla y a comer! A pesar del intenso olor imaginaba que tendría un sabor más intenso. Sin embargo la tapa de vieiras a la plancha con pimientos confitados me pareció muy buena, muy muy sabrosa y cubierta con una salsa alioli que le va perfecta.

El potito. La Gabioteca.

Tapa de vieiras y pimientos confitados. La Gabinoteca.

No podían faltar un par de postres, una crema de queso Arzak muy buena y una típica tarta de cumpleaños de chocolate y galleta, no estaba demasiado buena, nos sale mejor la de nuestro cumpleaños.

Crema de queso Arzak. La Gabinoteca.

Tarta de cumple. La Gabinoteca.

Hemos salido de La Gabinoteca muy satisfechos y con muchas ganas de volver a probar más platos, el sitio es informal y muy acogedor, la distribución de dos plantas abiertas proporciona una agradable sensación de amplitud, tiene algunos rincones ideales para disfrutar con un grupo de amigos y unas pequeñas mesas muy apropiadas para compartir en pareja.

La cuenta. La Gabinoteca

La Gabinoteca,

Calle Fernández de la Hoz, Madrid

www.lagabinoteca.es

Tandoori Station

Tras varias tentativas para iniciarnos en la gastronomía india al final hemos dado el salto gracias a Miguel y Celia, los primos «alemanes» que han vuelto por navidad! Nos llevaron al restaurante indio Tandoori Station, el que probablemente sea el mejor restaurante indio de Madrid.

Tandoori Station. Ortega y Gasset 89

Como decía antes, en varias ocasiones hemos querido probar la comida india pero por desconocimiento de los platos y de restaurantes de calidad aún no lo habíamos hecho. No queríamos ir a un sitio, tener una mala experiencia y no volver a probar este tipo de comida. Así, aprovechando que los primos ya habían estado en Tandoori Station fuimos para allá.

El restaurante se encuentra en la calle José Ortega y Gasset número 89, en el barrio de Salamanca. Es un local moderno con colores oscuros, metal y cristal. Simula estar dentro de un tren mediante unos paneles metálicos en las paredes. Habíamos reservado mesa para las 21:30 y cuando llegamos estaba casi lleno, el teléfono no paraba de sonar para encargar comida para llevar.

Comedor Tandoori Station

La carta está bien organizada y explica con claridad el contenido de los platos, a mi me gustaban todos! Al final pedimos un par de entrantes, dos currys, un tandoori y un arroz. En la carta también tienen un menú degustación en el que se puede probar un poco de todo por 26€ por persona. Para los entrantes ponen tres salsas y pan con comino.

SalsasPan comino

Para beber pedimos un vino rosado, Pinacho D.O. Cigales, suave ligero y refrescante, ideal para restar un poco el picante de la comida.

Comenzamos con los entrantes, Samosa: Empanadillas rellenas de patata, guisantes, especias ligeramente picantes y semillas de cilantro. Estaban muy buenas, el interior es una masa cremosa un poco picante, el sabor puede cambiar radicalmente si utilizamos las salsas que acompañan a los entrantes. El segundo entrante fué un Pakora: Unas verduras rebozadas en harina de garbanzo especiada. El rebozado, una especie de tempura, le aporta color y sabor a las verduras e igual que las empanadillas se puede jugar con las salsas que lo acompañan. Estaban bastante buenos ambos entrantes y los acompañamos con un pan Lehsani Naan con ajo y hierbas.

Entrantes: Samosa, pakora y pan

Y llegaron los platos principales:

Tandoori Jhinge: Langostinos marinados con una salsa de yogur, jengibre , especias y hierbas. Tenía una pinta muy buena e igualmente bueno estaba.

Tandori de langostinos TANDOORI JHINGE

Bhindi Ki Bhaji: Okra, cebolla, tomate, jengibre y especias aromáticas. Se trata de uno de los curry de verduras, estaba algo picante pero rico, llevaba una especie de pimientos verdes pequeños, que casi recuerdan a los jalapeños mexicanos. La ración es de tamaño individual, si queremos compartir entre varios se debe tener en cuenta.

Curry de verduras Bhindi Ki Bhaji

Kashmir Ka Pulau: Arroz basmatic con pasas , frutos secos y azafrán… Estaba delicioso los frutos secos y el azafrán le daban un dulzor muy agradable.

Arroz Kashmir Ka Pulau

Gosht Ka Roghan Josh: Clásico curry de cordero con salsa de especias, tomate y hierbas. Trozos de cordero muy tierno sumergidos en salsa, tiene un toque picante que potencia su sabor. El cordero estaba muy bueno, no estaba fuerte. Este curry de cordero, que tiene mucha salsa, me parece ideal para combinarlo con un arroz blanco y mezclar todo, debe estar buenísimo! Lamentablemente olvidé fotografiar el curry de cordero, pero la pinta era magnífica.

Volvimos a pedir otro pan para acabar con todo y dejar los platos bien limpitos 😉 Fué un pan con almendras, pistacho y coco. Un Badami Naan que estaba muy bueno.

Y llegó la hora de los postres: No me resultaron unos postres muy atractivos, había helados, postres que yo entendí serían de elaboración propia y lassis, que son unos batidos indios que tenían buena pinta, pero en ese momento no nos apetecían. Finalmente pedimos:

Helado de Chocolate con Guindilla: Tres bolas de chocolate con unas virutas de coco y pistacho por encima, al principio sabe igual que un helado normal pero al cabo de 3 o 4 segundos llega un picor seco a la garganta. Yo no soy muy chocolatero, pero reconozco que es un helado curioso.

Helado con guindilla

Mousse de Coco y Mango: Leche de coco con mango “Alfonso”. He de reconocer que este postre me desilusionó un poco, estaba muy bueno, pero no esperaba que fuera un postre congelado no casero. He buscado acerca de la empresa que los elabora y es una heladería francesa que está bien valorada y lo cierto estaba bueno, pero yo soy un gran goloso y siempre quiero postres caseros.

MOUSSE DE COCO MANGO Leche de coco con el preciado mango “Alfonso”

Gulab Jamun: Bolitas de bizcocho de leche en almíbar. Cuatro bolitas muy dulces y muy ricas con ralladura de coco. Este postre como no llevaba la chapita de chocolate con la marca no puedo asegurar que no fuera casero, estaba bueno. Apto para muy golosos!

GULAB JAMUN Bolitas de bizcocho de leche en almíbar

Y con esto llegamos al final de la velada, terminamos sobre la medianoche y aún estuvimos un buen rato en una agradable sobremesa. He de decir que el cuidado y la atención del personal del Tandoori Station es exquisíta, muy serviciales y cuidando todos los detalles, todas las comandas las toma el propietario, aconsejando de manera muy acertada sobre los platos y las cantidades. Tras un buen rato de conversación pedimos La Cuenta:

Cuenta tandoori station

El Tandoori Station ha sido un restaurante ideal para conocer la gastronomía india, volveremos a seguir descubriendo platos y nos atreveremos con otros restaurantes no tan exclusivos, algo de aventura gastronómica.

TANDOORI STATION

Calle Jose Ortega y Gasset, 89 – 91

Telf: 91 401 22 28

www.tandooristation.com

Buenas Y Santas

Hace algún tiempo pasé por Buenas y Santas, un restaurante argentino muy agradable y acogedor que se encuentra en la calle San Bernardo 85.

barra

 

comedor

 

 

Me llevaron unos compañeros de trabajo, suelen ir de vez en cuando para romper la rutina de los menús más tradicionales, ya sabéis, lunes: lentejas, martes: cocido, miércoles: fabada, jueves: paella….

Menú Buenas y santas

Yo comencé con un chorizo criollo: Estaba bastante rico, en un principio parecía una ración escasa, pero dependiendo del segundo puede estar bien.

Chorizo criollo

De segundo una pieza de ternera a la parrilla con salsa chimichurri: La carne tenía muy buen sabor y estaba tierna, bañada con la salsa chimichurri y acompañada con una patatas fritas congeladas :-( hubiera preferido una patata normal, porque la carne estaba realmente buena.

Filete ternera

Algunos compañeros tomaron el risotto de calabaza y tenía una pinta estupenda, mi sensación fué un menú de elaboración casera y a buen precio. Un buen sitio para volver.

Buenas y Santas

San Bernardo, 85 .

914 454 172

www.buenasysantas.es/

Mes de los callos en Madrid

Los callos son un plato típico de la cocina madrileña y durante este mes de noviembre se celebran las Jornadas Gastronómicas de Los Callos, una veintena de restaurantes se suman a esta iniciativa, ofrecen un Menú Especial con su mejor receta de callos a un precio muy atractivo: 25€ + IVA.

Web oficial:  www.mesdeloscallos.com

La iniciativa la organiza  www.proyectosalacarta.com

Con el apoyo de  www.esmadrid.com

Y la colaboración de

www.amerc.es

www.hosteleriamadrid.com

www.restaurantescentenarios.es

 

 

Vadebaco

Local moderno y bien ambientado que se define a sí mismo como un lugar donde se aúna el vino y la gastronomía, cuentan con una bodega de 350 vinos españoles y extranjeros y una oferta dinámica de 40 vinos que se pueden degustar por copas. Se puede ver enseguida que se trata de un sitio sin formalismos, su ambiente invita a estar cómodo y relajado. Una buena muestra de ello es su carta, con tapas y platos ligeros de tendencia actual, ideales para picar en sus mesas altas. También tienen un menú para aquellos que busquen algo más que «picar algo».
El local se encuentra en la calle Campomanes número 6, muy próximo al Teatro Real y metro Ópera.

Nosotros fuimos un sábado por la noche para cenar ligero, habíamos llamado para reservar mesa pero lo cierto es que había sitio en las mesas altas frente a la bodega. Como habíamos reservado nos pasaron a una zona más reservada donde estuvimos bastante cómodos. Pese a estar en un lugar especializado en vino para beber tomamos cerveza y agua. Nos trajeron la carta y a pedir!!!

Queríamos probar todo! Pero nos tuvimos que decidir…

1. Patatas bravas estilo Vadebaco: Estaban muy ricas, la salsa era con mostaza y estaba deliciosa aunque para mi gusto le faltaba picar un poco más. Quiero hacer especial mención al pan que nos pusieron, tres variedades deliciosas de pan bien elaborado. El de tomate es buenísimo!

2. Croquetas de jamón: Cinco croquetas bien fritas y con una bechamel bien suave, estaban ricas.

3. Pulpo a la gallega con patata revolcona: Este fué el plato que más me gustó, el pulpo crujiente acompañado de la patata revolcona, una especie de puré de patata, aceite, pimentón y sal. Delicioso!

4. Soldadito de bacalao: Este plato nos lo ofrecieron como recomendación fuera de carta, sinceramente no me agradó, un trozo de bacalao rebozado y frito, estaba soso, quizá le iría bien alguna salsa. Soy un gran fan de bacalao, pero este no me gusto. Negativo para Vadebaco.

5. Secreto de ibérico con puré de pera y chips de yuca: Este plato estaba muy bueno, la carne estaba en su punto y el puré de pera y las chips de yuca muy buenas. Buena combinación!

Después esto teníamos un hueco para algún postre:

1. Tarta de almendra: Creo que los postres no son el fuerte de este sitio, la tarta de almendra era insípida y me pareció tarta industrial.

2. Arroz con leche: Si la tarta resultó poco agradable el arroz con leche fué sin lugar a dudas lo PEOR. Un arroz hervido en agua y además entero, es decir mal cocido y luego leche sin más. Deberían llamarle sopa de leche y arroz crujiente, ¡Qué desastre!

El arroz se quedó sin tocar casi, nos quejamos de lo pésimo que era y no nos lo cobraron, qué mínimo! Al final la cuenta quedó así:

En conclusión podemos decir que VADEBACO es un lugar agradable con «algunos platos bien elaborados», una buena bodega y precios competitivos, pero si es muy cierto que deben cuidar esos detalles que hemos destacado negativamente. Nosotros volveremos, pero teniendo muy claro qué pedir y preguntando mucho sobre la composición de los platos, en cuanto a los postres esperemos que la próxima vez sean mejores y quizá les demos una nueva oportunidad.

Web:  www.vadebaco.com