Antiga Casa Zé Da Guida

En Vila Nova de Gaia a la orilla del Douro nos encontramos con un restaurante minúsculo. En el interior hay una pequeña barra, una cocina pequeña y unas cinco mesas, está todo lleno de artilugios de la mar. En la calle tenían una parrilla en la que estabán preparando sardinas, doradas y rodaballos. El menú era simple, había que elegir entre alguna de estas cosas. El rodaballo a la brasa era tentador, pero siendo época de buenas sardinas… ocho sardinas a la brasa con unas patatas cocidas!

De aperitivo una especie de empanada de fiambre que está deliciosa.

Una ensalada mixta.

Y ocho sardinas a la brasa con abundante sal gruesa y unas patatas cocidas acompañando. Ricasss, tostaditas y sabrosas.

De postre tenían una buena selección para elegir, pedimos una tarta de caramelo y tarta de coco con yema. Eran postres caseros muy buenos, aunque quizá demasiado dulces.

Tarta de caramelo. Yo soy Don Dulzainas pero he de reconocer que era empachoso….pero rico!

Tarta de coco y yema. Dulcecito también!

Y para pagar… un precio razonable.

 

Volvemos a España!